La violencia es una enfermedad que se puede prevenir

CARTA PARA UN MUNDO SIN VIOLENCIA

Download the PDF

Ningún estado ni individuo puede estar seguro en un mundo que no está seguro. Los valores de intenciones, pensamientos y acciones non violentes se han convertido de una oportunidad en una necesidad. Estos valores están expresados y aplicados entre los estados, grupos e individuos.

Estamos convencidos de que la consideración de los valores de non violencia introducirá el comienzo de una orden mundial más pacífica y civilizada. En esa orden mundial se podrán realizar una manera de gobernar más efectiva y justa, el respeto de la dignidad humana y de la santidad de la vida.

Nuestras culturas, historias y nuestras vidas personales están conectadas y nuestros modos de proceder dependen el uno del otro. Sobre todo hoy en día, creemos que una verdad está a un paso delante de nosotros: “Nuestro destino es un destino común. Ese destino estará determinado por nuestras intenciones, decisiones y acciones actuales.”

Además, estamos convencidos de que la creación de una cultura pacífica y non violente, aunque resulte difícil y lento, es necesario y noble. La afirmación de los valores que obtiene esa carta es un paso de vital importancia para asegurar la supervivencia y el desarrollo de la humanidad y para crear un mundo sin violencia.

Nosotros que somos personas y organizaciones ameritadas con el Premio Nobel de Paz,

Reafirmando nuestra declaración en favor de la Universal Declaración de los Derechos Humanos;

Estando incitados por la necesidad urgente de terminar la extensión de violencia en todos los niveles sociales y sobre todo las amenazas globales ya que ponen en peligro la existencia de la humanidad,

Reafirmando que la libertad de pensamiento y de expresión forman la base de la democracia y la creatividad,

Entendiendo que la violencia se muestra de maneras muy variadas: se muestra tanto por conflictos armados, ocupación militar, pobreza, explotación económica, destrucción medioambiental y corrupción como por prejuicios basados en raza, religión, sexo o orientación sexual,

Reconociendo que la glorificación de violencia, como manifestada por la industria de productos recreativos, puede resultar en un estado en el que la violenca está aceptada como una condición normal y aceptable,

Sabiendo que las personas más afectadas por la violencia son las más débiles y más vulnerables,

Recordando que la paz no sólo significa la absencia de violencia sino también la presencia de la justicia y del bienestar de los hombres,

Reconociendo que el fallo de los estados de permitir la existencia de las variedades étnicas, culturales y religiosas, muchas veces representa el origen de la violencia en el mundo,

Reconociendo la necesidad urgente de desarrollar un enfoque alternativo acerca de la seguridad común – uno que se basa en un sistema en el que ni un país ni un grupo de paises recurre a armas nucleares para proteger su seguridad,

Estando conscientes de que el mundo demanda mecanismos y enfoques efectivos y globales que ayudan en prevenir y resolver conflictos y que estos mecanismos y enfoques producen mejor efecto cuando están aplicados en el momento más temprano posible,

Afirmando que las personas poseendo la fuerza llevan la responsabilidad de terminar la violencia – exista donde exista – y de prevenirla siempre cuando es posible,

Destacando que los valores de la no violencia deben triunfar en todos los niveles de la sociedad como también en las relaciones entre los estados y personas,

pedimos de la comunidad global propulsar los principios siguientes:

Primero: En un mundo dependiente, la evitación y terminación de conflictos armados dentro de y entre estados pueden demandar el esfuerzo común de la comunidad internacional. La manera más efectiva de conseguir la seguridad de cada estado es por impulsar una seguridad humana global. Eso requiere el fortalecimiento de la capacidad de realizar tanto el sistema UN como las regionales organizaciones cooperativas.

Segundo: Para crear un mundo sin violencia, los estados tienen que respetar la constitucionalidad y apreciar las obligaciones legales en cualquier momento.

Tercero: Es esencial avanzar sin mayor retraso hacia la eliminación universal y verificable de las armas nucleares y de la destrucción masiva. Aquellos estados que poseen tales armas, deben tomar medidas concretas hacia el desarme y un sistema de seguridad que no recurre a intimidación nuclear.

Al mismo tiempo, los estados deben continuar sus esfuerzos en apoyar la no- proliferación nuclear tomando medidas como el fortalecimiento de convenios multilaterales, la protección de materiales nucleares y la acceleración del desarme.

Cuarto: Para ayudar en disminuir la violencia que existe en la sociedad se debe tanto restringir la venta de las armas ligeras y de los fuegos portatiles como controlarlos estrictamente en un ámbito internacional, nacional, regional y local. Además, se deben llevar a la práctica a escala universal y de manera completa los acuerdos internacionales acercándose al desarme como la convención de Ottawa de 1997 (contrato prohibiendo todas minas contrapersonas) y también se deben apoyar esfuerzos nuevos. Esos refuerzos tienen como meta la eliminación de todas las armas disparadas por las victimas mismas y matando indiscriminadamente, como por ejemplo las bombas de fragmentación. Hay que promulgar un global y efectivo convenio comercial de armas.

Quinto: El terrorismo nunca puede ser justificado, ya que la violencia genera más violencia y tampoco se pueden justificar acciones terroristas contra la población civil de un país por cualquier motivo. Sin embargo, la lucha contra el terrorismo nunca puede justificar la violación de los derechos humanos, del derecho de guerra internacional, de normas civiles y de los derechos democráticos.

Sexto: Acabar con la violencia doméstica y familiar exige respetar sin condiciones la libertad y la dignidad, respetar a personas con los mismos derechos, respetar los derechos de las mujeres, de los hombres y de los ninos – de parte de individuales y de todas las instituciones estatales, religiosas y de la sociedad civil. Esas medidas de protección deben ser intercaladas en el nivel local y internacional.

Séptimo: Cada ser humano y cada estado es responsables de evitar la violencia contra ninos y jovenes: representan nuestro futuro común y son nuestro obsequio más precioso. Cada uno tiene el derecho a una formación de alta calidad, a una amplia asistencia médica elementar,  a una protección social, a una participación completa en la vida social y encima a un entorno apoyando que afirma un modo de vivir sin violencia. Proporcionar una educación pacifista, fomentar la non violencia y destacar la cualidad humana innata de sentir empatía deben convertirse en elementos básicos de la curricula en todos los niveles de las instituciones educativas.

Octavo: Evitar conflictos que surgen de la agotación de los recursos naturales, sobre todo de los fuentes de la energía y del agua, obliga a los estados a afirmar y asegurar la protección medioambiental por medio de la creación de mecanismos y estándars válidos. Además, les obliga a animar a la gente de adaptar su consumo en cuanto a los recursos disponibles y a las necesidades humanas reales.

Noveno: Pedimos a los Naciones Unidas y sus estados miembros que fomenten la apreciación de la diversidad étnica, cultural y religiosa. La regla de oro de un mundo sin violencia dice: Trata a los demás igual que quisieras ser tratado tú.

Décimo: Las medidas políticas fundamentales para crear un mundo sin violencia son estructuras demócraticas funcionales, diálogos que se basan en dignidad, conocimientos y sensiblidad y que guardan un equilibrio justo entre los intereses de los partes afectadas y que – siempre cuando sea adecuado – incluyen intereses que afectan a toda la humanidad y el medio ambiente.

Undécimo: Todos los estados, las instituciones y los individuos deben apoyar esfuerzos que hacen posible una distribución justa de los recursos económicos y que pretenden eliminar desigualidades graves ya que las últimas crean una base fértil para la violencia. La desigualidad de las condiciones de viva llevan ineludiblemente a una desigualidad de las oportunidades y – en muchos casos – a la desesperación.

Duodécimo: Puesto que todos los gobiernos deben servir las necesidades de su gente y no al revés, la sociedad civil – incluidos los activistas por los derechos humanos, la paz y el medio ambiente – debe ser reconocida y protegida como elemento esencial para la construcción de una sociedad sin violencia. Se deben sentar las bases necesarias para posibilitar y animar la participación de la sociedad civil, sobre todo de las mujeres, en procesos políticos en el ámbito global, regional, estatal y local.

Décimo tercero: Para realizar los principios de esta carta, llamamos a todos a aspirar juntos a un mundo justo y sin violencia en el que cada uno tiene el derecho de no ser matado y en el que cada uno asume la responsabilidad de no matar.

Para oponerse a cualquier tipo de violencia, estimulamos a dedicarse a investigaciones científicas en los áreas de la interacción y el diálogo interpersonal e invitamos las comunidades académicas, científicas y religiosas de apoyarnos en la transición a sociedades sin violencia.

Nobel Firmantes:

  • Mairead Corrigan Maguire
  • His Holiness the Dalai Lama
  • Mikhail Gorbachev
  • Lech Walesa
  • Frederik Willem De Klerk
  • Archbishop Desmond Mpilo Tutu
  • Jody Williams
  • Mohamed ElBaradei
  • John Hume
  • Carlos Filipe Ximenes Belo
  • Betty Williams
  • Muhammad Yunus
  • Wangari Maathai
  • International Physicians for the Prevention of Nuclear War
  • International Committee of the Red Cross
  • International Atomic Energy Agency
  • American Friends Service Committee
  • International Peace Bureau

Partidarios de la Carta:

Instituciónes:

  • Gobierno Vasco 
  • Municipalidad de Cagliari, Italia
  • Provincia de Cagliari, Italia
  • Municipalidad de Villa Verde (OR), Italia
  • Municipalidad de Grosseto, Italia
  • Municipalidad de Lesignano de’ Bagni (PR), Italia
  • Municipalidad de Bagno a Ripoli (FI), Italia
  • Municipalidad de Castel Bolognese (RA), Italia
  • Municipalidad de Cava Manara (PV), Italia
  • Municipalidad de Faenza (RA), Italia

Organizaciónes:

  • Peace People, Belfast, Irlanda del Norte
  • Asociación Memoria Collettiva, Asociación
  • Hokotehi Moriori Trust, Nueva Zelanda
  • Mundo sin guerras y sin violencia
  • Centro Mundial de Estudios Humanistas (CMEH)
  • La Comunidad (para el desarrollo humano), Federación Mundial
  • Convergencia de las Culturas, Federacion Mundial
  • Federación Internacional de Partidos Humanistas
  • Asociación “Cádiz por la No-Violencia”, Espana
  • Women for a Change International Foundation, (Reino Unido, India, Israel, Camerún, Nigeria)
  • Institute for Peace and Secular Studies, Pakistan
  • Associacion Assocodecha, Mozambique
  • Awaz Foundation, Centre for Development Services, Pakistan
  • Eurafrica, Asociación Multicultural, Francia
  • Peace Games UISP, Italia
  • Club Moebius, Argentina
  • Centro per lo sviluppo creative “Danilo Dolci”, Italia
  • Centro Studi ed Iniziative Europeo, Italia
  • Gruppo Emergency Alto Casertano, Italia
  • Sociedad Boliviana de origami, Bolivia
  • Il sentiero del Dharma, Italia
  • Gocce di fraternita, Italia
  • Fundacion Aguaclara, Venezuela
  • Associazione Lodisolidale, Italia
  • Colectivo de Educación en derechos humanos y Prevención Activa de Conflictos, Espana
  • ETOILE.COM (Agence Rwandaise d’Edition, de Recherche, de Presse et de Communication), Rwanda
  • Human Rights Youth Organization, Italia
  • Ateneo de Petare, Venezuela
  • Association étudiante du CÉGEP de Sherbrooke,  Quebec, Canada
  • Federación de Instituciones Privadas de Atención al Nino, el Joven y la Familia (FIPAN), Venezuela
  • Centre Communautaire Jeunesse Unie de Parc Extension, Québec, Canada
  • Physicians for Global Survival, Canada
  • UMOVE (United Mothers Opposing Violence Everywhere), Canada
  • Raging Grannies, Canada
  • Veterans Against Nuclear Arms, Canada
  • Transformative Learning Centre, University of Toronto, Canada
  • Promotores de Paz y No Violencia, Espana
  • ACLI (Associazioni Cristiane Lavoratori Italiani), Italia
  • Legautonomie Veneto, Italia
  • Istituto Buddista Italiano Soka Gakkai, Italia
  • UISP Lega Nazionale Attivita Subacquee, Italia
  • Commissione Giustizia e Pace di CGP-CIMI, Italia
  • Global Security Institute, Jonathan Granoff

Notables:

  • Mr. Walter Veltroni, Ex Alcalde de Roma, Italia
  • Mr. Tadatoshi Akiba, Presidente de Alcaldes por la Paz y Alcalde de Hiroshima
  • Mr. Agazio Loiero, Gobernador de la Región de Calabria, Italia
  • Prof. M. S. Swaminathan, Ex Presidente del Pugwash Conferences on Science and World Affairs, Organización Premio Nobel de la Paz
  • David T. Ives, Instituto Albert Schweitzer
  • George Clooney, actor
  • Don Cheadle, actor
  • Bob Geldof, cantante
  • Tomás Hirsch, Vocero del Humanismo para Latinoamérica
  • Michel Ussene, Vocero del Humanismo para Africa
  • Giorgio Schultze, Vocero del Humanismo para Europa
  • Chris Wells, Vocero del Humanismo para America del Norte
  • Sudhir Gandotra, Vocero del Humanismo para la Region Asia-Pacifico
  • Maria Luisa Chiofalo, Asesor de la Municipalidad de Pisa, Italia
  • Silvia Amodeo, Presidente de la Fundacion Meridión, Argentina
  • Miloud Rezzouki, Presidente del la Asociación ACODEC, Marruecos
  • Angela Fioroni, Secretaria Regional de Legautonomie Lombardia, Italia
  • Luis Gutiérrez Esparza, Presidente del Latin American Circle of International Studies (LACIS), Mexico
  • Vittorio Agnoletto, ex miembro del Parliamento Europeo, Italia
  • Lorenzo Guzzeloni, Alcalde de Novate Milanese (MI), Italy
  • Mohammad Zia-ur-Rehman, Coordinador Nacional de GCAP-Pakistan
  • Raffaele Cortesi, Alcalde de Lugo (RA), Italia
  • Rodrigo Carazo, Ex presidente del Costa Rica
  • Lucia Bursi, Alcalde de Maranello (MO), Italia
  • Miloslav Vlček, Presidente de la Cámara de Diputados de la República Checa
  • Simone Gamberini, Alcalde de Casalecchio di Reno (BO), Italia
  • Lella Costa, Actriz, Italia
  • Luisa Morgantini, ex Vice-Presidente del Parliamento Europeo, Italia
  • Birgitta Jónsdóttir, miembro del Parlamiento de Islandia, Presidente de  Friends of Tibet en Islandia
  • Italo Cardoso, Gabriel Chalita, José Olímpio, Jamil Murad,  Quito Formiga, Agnaldo Timóteo,  Joao Antonio, Juliana Cardoso Alfredinho Penna (“Frente Parlamentar de Acompanhamento da Marcha Mundial pela Paz e a Nao Violencia em Sao Paulo”), Brasil
  • Katrín Jakobsdóttir, Ministro de l’Educación, Cultura y Ciencia, Islandia
  • Loredana Ferrara, Asesor de la Provincia de Prato, Italia
  • Ali Abu Awwad, Activista por la paz a través de la no violencia, Palestina
  • Giovanni Giuliari, Asesor de la Municipalidad de Vicenza, Italia
  • Rémy Pagani, Alcalde de Ginebra, Suiza
  • Paolo Cecconi, Alcalde de Vernio (PO), Italia
  • Viviana Pozzebon, cantante, Argentina
  • Max Delupi, periodista y conductor, Argentina
  • Páva Zsolt, Alcalde de Pécs, Hungría
  • György Gemesi, Alcalde de Gödöllő, Presidente de las Autoridades Locales, Hungría
  • Agust Einarsson, rector de la Universidad de Bifröst University, Islandia
  • Svandís Svavarsdóttir, Ministro de Medio Ambiente, Islandia
  • Sigmundur Ernir Rúnarsson, Miembro del Parlamento, Islandia
  • Margrét Tryggvadóttir, Miembro del Parlamento, Islandia
  • Vigdís Hauksdóttir, Miembro del Parlamento, Islandia
  • Anna Pála Sverrisdóttir, Miembro del Parlamento, Islandia
  • Thráinn Bertelsson, Miembro del Parlamento, Islandia
  • Sigur?ur Ingi Jóhannesson, Miembro del Parlamento, Islandia
  • Omar Mar Jonsson, Alcalde de Sudavikurhreppur, Islandia
  • Raul Sanchez, Secretario de Derechos Humanos de la Provincia de  Cordoba, Argentina
  • Emiliano Zerbini, Musico, Argentina
  • Amalia Maffeis, Servas – Cordoba, Argentina
  • Almut Schmidt, Directora Goethe Institut, Cordoba, Argentina
  • Asmundur Fridriksson, Alcalde de Gardur, Islandia
  • Ingibjorg Eyfells, Director de Escuela, Geislabaugur, Reykjavik, Islandia
  • Audur Hrolfsdottir, Director de Escuela , Engidalsskoli, Hafnarfjordur, Islandia
  • Andrea Olivero, Presidente Nacional de Acli, Italia
  • Dennis J. Kucinich, Miembro del Congreso, USA
Blowjob